PARROQUIA NTRA. SRA. DE LA ASUNCION    ARENAS

 

JUGANDO DESDE LA FE

 solución al pasatiempo  al final de la página

 

Podéis visitar el nuevo Blog de Rosi Mac Maón

 www.jesusencifras.blogspot.com  pinchando en este enlace

También se abre en

CLAVES CIFRADAS DE JESÚS en Google. 

 Para visitar el otro blog pinchar aquí 

 

PALABRAS CRUZADAS DEL I DOMINGO DE CUARESMA

 

 

Se QUEDÓ en el DESIERTOCUARENTADÍAS, SIENDOTENTADO
por SATANÁS; VIVÍA con lasFIERAS y los ÁNGELES lo SERVÍAN.
Después de que JUANFUEENTREGADO,JESÚS se marchó a GALILEA
a PROCLAMAR el EVANGELIOde DIOS; decía:
«Se ha CUMPLIDO el TIEMPO y está CERCA el REINO de DIOS.
CONVERTÍOS CREED en el EVANGELIO».

 

 

JESÚS FUE TENTADO, COMO NOSOTROS

 

por Ángel Gómez Escorial

 

1.- El evangelista Marcos utiliza solo un par de líneas para narrar las tentaciones de Jesús en el desierto. Incluso lo hace en el contexto de muchas más cosas. Si os parece leo el párrafo. Dice San Marcos: “En aquel tiempo el Espíritu empujó a Jesús al desierto. Se quedó en el desierto cuarenta días, dejándose tentar por Satanás, vivía entre alimañas y los ángeles le servían”. Luego también, en poco más de una línea dice que cuando arrestaron a Juan se marchó a Galilea conde predicaba la cercanía del Reino. La brevedad habitual de Marcos hace que, siempre, los comentarios superen en concisión y en firmeza. Sabemos por los otros evangelistas que el combate del Señor con el diablo fue más largo y de un gran peso dialéctico. Y, es tal vez, el conocimiento de la historia con sus detalles, subidas y bajadas desde el pináculo del templo lo que hace, como diría yo, “más fuerte” el enunciado de Marcos, pero nos lleva rápidamente a nuestras propias tentaciones. Y es que todos somos tentados y no resulta difícil describir ese ejercicio de engaño del Maligno. No lo es. La tentación se basa, tal vez, en nuestros propios anhelos dormidos o, a veces, en cuestiones que ni siquiera entendemos. Pero sea como sea, ahí está.

2.- Lo que no es posible es negar la tentación, su existencia. No es la tentación el afloramiento simple de una tendencia o de un deseo. Es un engaño basado en esa tendencia o en ese deseo, pero de tal forma que ambos se desvirtúan para llegar a una irrealidad engañosa y malvada. La tentación nunca está llena de amor, que es patrimonio y sustancia de Dios. Ni de alegría, ni de ganas de agradar. No. Cuando es tentación hay mal y daño. La tentación, una vez superada, se aprecia que es burda y torpe. Pero los malos deseos oscurecen el alma y la caída es posible. Sin embargo, se fuéramos capaces de discernir la base engañosa de la misma no caeríamos.

3.- Deberíamos dedicar, en lo personal, un rato a analizar nuestras tentaciones más frecuentes y nuestra actuación sobre ellas. Sabemos que Dios no permitiría que la tentación supere nuestras fuerzas, ni nuestra capacidad de análisis para evitarla. Y, sin embargo, caemos. La realidad es que cuando se analiza nuestra caída y la naturaleza del pecado cometido lo que ejerce –y hasta humilla— es el burdo engaño al que hemos sido sometidos. Y otra cosa es la “tentación inexistente”. Es decir ese engaño plano y directo que nos lleva a una situación pecaminosa sin fase previa. Vamos directamente al engaño por falta de cuidado o reflexión. En fin, no pretendo que este comentario se convierta en una charla de psicólogo. No, para nada. Pero la cuestión que importa es que la tentación existe, que es persistente, si le dejamos sitio. Y la mejor forma de salir de ella es no dar pábulo a sus argumentos. Ahí lo de huir no es de cobardes, sino de perspicaces e inteligentes. Debemos, pues, tomando el ejemplo de nuestro Maestro desenmascarar el Gran Mentiroso, que no busca, ni quiere, nuestro placer. Sólo nuestro pecado.

4.- Dios Padre siempre está cerca de sus criaturas. Y aunque estas se separan de Él y rompen las “reglas del juego”, Dios siempre acude, como en la parábola del Hijo Pródigo con los brazos abiertos para acoger al pueblo que se desvía. Esa es la realidad que se recoge en toda la Biblia. La de un Padre Bueno que implora y busca que sus hijos vuelvan al redil. El máximo de la entrega es el sacrificio del Gólgota. Aquellos que buscaron y procuraron el asesinato de Jesús de Nazaret no sabían que ese sacrificio les iba a abrir las puertas del cielo, porque la reconciliación definitiva con el Padre se hacía mediante Jesús, víctima y altar que abría otro tiempo de relación con Dios, pues el mismo Jesús había mostrado con sus enseñanzas el amor y la ternura del Padre por sus criaturas. Podemos dudar, claro está, de la salvación de aquellos que conspiraron contra Jesús hasta conseguir su muerte, pero no podemos dudar de la misericordia sin límites de Dios.

5.- San Pedro en su Primera Carta se refiere a algo parecido. Pero su autoridad lo hace encíclica. Muchos esperaban la salvación desde los tiempos de Noé y hasta antes. Hay pues una relación muy válida, muy bien entretejida, entre los textos litúrgicos de hoy para, precisamente, enseñarnos. Eso es liturgia: oración y enseñanza. La Palabra de Dios sigue viva y es foco de aprendizaje para una vida mejor. Además, ello toma especiales brillos en este inicio del tiempo de Cuaresma, en que la Palabra ha de llevarnos a una conversión más profunda, a un sentirse impregnados, por el mensaje, de salvación que nos trae la Palabra.

 

6.- Nuestra obligación ahora es hacer nuestra la Palabra de Dios y meditarla en nuestro corazón para luego hacerla nuestra y que inunde nuestra vidas. Hoy más que nunca os recomiendo que los textos que hemos escuchado hoy se conviertan en parte de nuestra oración personal, del rato de oración que todos hemos de dedicar para estar más cerca de Dios todos los días. ¿Que no haces un rato de oración todos los días? ¿Y tú tampoco? ¿A qué esperáis? Bueno la cuaresma es un buen tiempo para comenzar. Dios nos espera siempre. Pero en este tiempo de conversión más especialmente.

 

SOLUCIÓN DE LAS PALABRAS CRUZADAS DEL I DOMINGO DE CUARESMA

 

Plz Federico Fernández 8. 05400 Arenas de San Pedro (Ávila) | parroquiarenasdesanpedro@gmail.com